lunes, 21 de marzo de 2011

Helados de fresa con virutas de chocolate.

Marina es la chica de la playa.
Con su vestido de rayas blancas y azules, su media melena castaña clara al viento, y siempre descalza. Siempre llevaba un cuaderno de hojas blancas, y un unico lapicero 2B.
Todo el mundo la conocia en esa parte de la costa, pero nadie la prestaba demasiada atención. Los chicos preferian a las chicas de bikinis pequeños que jugaban al voley.
Pero cuando David la vio, sentada en esa cala, con el aire jugando con ella, haciendola suaves cosquillas mientras ella dibujaba, se dio cuenta de que Marina, era esa brisa refrescante y salada que llegaba con los atardeceres.
Esa brisa que él necesitaba despues de las calurosas mañanas.

1 comentario:

  1. Me encantó esta estrada, en serio, es preciosa.
    Y muestra una realidad, ya que los chicos prefieren un cuerpo a una personalidad, una imitación a un original...

    ¿Te pasas por mi blog, si te apetece? (:

    www.perdonaperotellamoamorfrases.blogspot.com

    ResponderEliminar