sábado, 20 de agosto de 2011

Como una patada en el alma.

No sabe por qué. El día ha sido una mierda, pero sabe que no es escusa.
Las peleas, los gritos, los golpes. Hay gente que seguro que lo ha pasado peor, pero en ese momento no se le ha ocurrido.
Ella no se daba cuenta de nada, sólo queria dejar de ser.
Ha cogido un cuchillo y se lo ha clavado en la muñeca, no mucho, ni siquiera ha rozado una vena, ni siquiera ha sangrado, solo ha quedado ahí una marca roja que escuece un poco.
Después la han quitado el cuchillo de las manos, y la locura se ha apodrado de ella. Se ha ido corriendo al baño y se ha derrumbado, y entre lagrimas que no podia parar se ha dado cuenta de que estaba hablando, palabras inconclusas y otras sin sentido, y no podía pararlasl se escapaban de su boca.
Temblaba.
Ahora se ha calmado, solo tiene ese dolor cuando ve la suave marca roja de la muñeca.
No es dolor fisico, es como una patada en el alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario