miércoles, 3 de agosto de 2011

No te cambio por nada.

-Lo odio, odio soñar que todo va bien, que que él esta conmigo, que no me siento sola, que mi madre sigue aquí, que no lloro más, que soy fuerte, y no siento este vacio en el pecho. Odio soñar que soy tan feliz.
-No guapa, lo que tú odias es despertarte.





No se puede vivir con tanto veneeenooo (8)

No hay comentarios:

Publicar un comentario