sábado, 3 de septiembre de 2011

Dicen.

Dicen que las chicas felices son las más bonitas.
Ella era diferente. En ella era la infinita, inagotable y perpetua tristeza que escondian sus ojos lo que te hacia enamorarte.
Nadie se hubiera imaginado que la tristeza podia ser bonita.
Pues bien, toda ella era tristeza, y era preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario