domingo, 16 de octubre de 2011

Me gustaría volver a escribir de amor, pero no recuerdo como lo hacía...

... quizás no lo hacia yo, sino esa otra que sentía el pecho a rebosar de sensaciones. O sí era yo, pero cuando tú me inspirabas.

Ahora sólo ideas difusas, y pensamientos que se entrelazan.
Esa sensacion de quedarte con la mente en blanco, mientras tu subsconciente no para de pensar, en todos los tiempos, pasado, presente y futuro... sin sacar nada en claro.

Necesito algo que ocupe mi corazón, que lo haga trabajar, dar brincos, vuelcos, romperse y convertirse en fenix, solo para que no vaya tanta sangre a mi cerebro.

No quiero sentimientos congelados ni que todo me de igual. Y es lo único que tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario