viernes, 23 de diciembre de 2011

Como si fuera al mismo tiempo... de esperar e imprevisible.

Caty lleva el invierno pegado a su piel, encarcelado en su cuerpo.
Y por eso, se ha puesto mil capas, esperando que la den calor.
Una.
Otra.
Otra.
Otra más.

Y debajo de todo eso sólo hay una niña pequeña que tiembla de frio.


Y si tú descubres que ese abrigo no es mi piel ¿Qué? ¿Y si me lo quitas? ¿Y si hay menos de lo que esperabas debajo? ¿Qué?
¿Me dejarás morir de hipotermia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario