sábado, 17 de enero de 2015

Así estudio yo.

Lo malo de querer a alguien mucho es que eso ocupa el 85% de nuestra capacidad mental. Me refiero a que cuando queremos mucho mucho mucho, somos los seres menos eficientes y eficaces que existen. Y da gracias a que respiramos.

-Cariño lo único que quiero es un vasito de agua
-¡Joder! No ves que estoy ocupado queriéndote con todo mi corazón, bajandote la luna las estrellas y la puta Andrómeda... mira que eres pesadita eh?

Y así nos pasa, que no focalizamos, que estamos tan ocupados en nuestro chute de oxitocina, en escribir poemas, en enmarcar fotos, en decir al otro que es todo lo que queremos, todo lo que neceistamos y amamos, que no nos damos cuenta de que lleva una semana muerto por deshidratación.

Que no pedían ninguna estrella (ni siquiera esas de chocolate que venden en la bollería), sólo un puto vaso de agua. O un abrazo, que sé yo.


En realidad, lo que quiero decir con todo esto, es que eres gilipollas.

viernes, 9 de enero de 2015

:)

Me persiguen, y bueno, tampoco me importa huir, lo llevo haciendo mucho tiempo. Cojo un pasaporte falso, una maleta vieja y una manzana, yo que sé, por si me entra hambre.
Cierro la puerta. No voy a echar de menos nada.

Me vienen a la mente recuerdos:
-Al primero, le clave el cuchillo con el que estaba cortando la calabaza cuando llamó a la puerta. Me sentí tan mal después que casi me desmayo, pensé en confesarme pero recordé que no creo en dios.
-El siguiente, llamo tres meses después, le invite a pasar para tomar un café, cuando se dio la vuelta le rompí un jarrón en la cabeza. Esta vez solo fue un pinchazo de culpabilidad, pero un café y como nueva. 
-Al tercero, le estrangule con el cable de la aspiradora. Le enterré en el parque, porque me gustaba la idea de que sirviera de abono, y que su vida diera lugar a más vida. Llamadme romántica.
-Me compré una pistola después, y menos mal, porque vinieron dos a la vez una mañana de enero, por eso de que las desgracias nunca vienen solas. Les disolví en la bañera, para algo sirve estudiar algo de química.

Y nada, la policía, la CIA, la Interpol.... y sobre todo la asociación de carteros. 
En  casi todas las oficinas de Correos tienen un cartel mio en blanco y negro, salgo con un ojos más cerrado que el otro y despeinada, pero bueno, tampoco me puedo quejar, aunque les he enviado una foto mejor, con los labios rojos, a ver si la cambian.

Que ya sé lo que dicen, que no culpes al mensajero, y de verdad que no lo hago... pero a ver quién cojones se atreve ahora a traer malas noticias.

Optimismo

No tengo ni idea ni de escribir ni del amor ni de la vida.

Y aquí estoy.

Pero claro, dejar que pasen los días dicen que no es vivir, juntar unas cuantas palabras tampoco podemos decir que sea escribir.
Es todo tan subjetivo.

A lo mejor, tampoco te quiero tanto.

jueves, 8 de enero de 2015

Son gases tranqui.

No puede tratarse de amor.
No puede ser por amor.
Esto no puede ser amor.

Porque si esto es amor, el amor es una puta mierda.

Y ya no tienen sentido las canciones, ni las peliculas, ni las poesías.
Porque si lo es, ¿De dónde se sacó Metallica "nothing else matters"?
Si esto es amor, que alguien me explique por qué se lio la que se lio con los Capuleto y los Montesco
¿Por qué puta razón dejó John Lennon los Beatles?
¿Cómo cojones quería Neruda que esto le salvara de la vida?

De verdad, si el amor es esto, que no se le ocurra volver a llamar a mi puerta o esperarme a la vuelta de la esquina.

Decidme que no lo es, porque me habíais dicho que era como sentir la primavera en todas las extremidades del cuerpo.
Y yo, sólo siento que si no hago presión en el pecho veces, se me van a quebrar las costillas por 4 sitios distintos cada una, y eso contando que tenemos 24 costillas, equivaldría a 96 fracturas ¿entendéis lo grave de la situación?
Venga va, decidme que no es amor.

No me quiteis la esperanza... que se supone que es lo último que se pierde, y de verdad, ahora mismo, pienso que es lo último que me queda por perder.